11- El libro que nunca fue

 

Las palabras iban cayendo,

sobre el libro que estaba escribiendo,

salían las frases una a una,

para contar una historia de amor como la tuya.

Historia que un día murió,

por culpa de ese maldito amor,

que fingió quererte,

y te juró fidelidad eterna.

Pasaron los años más rápido que pasaban los días,

los besos de amor ya no eran besos,

los abrazos al atardecer ya no eran roces,

y los guiños de ojos ya no eran vuestra muestra de amor.

Las noches locas de amor  ya no eran noches interminables,

ese libro que nunca fue una novela de amor,

ese amor que fue un cuento sin final dichoso,

ese final infeliz que algún día podría haber sido radiante.

10- Dices

Dices por qué ya no te quiero,

digo que el miedo me hace perdedor,

dices por qué ya no me abrazas,

digo que mis brazos tienen miedo a no abrazar bien.

Dices por qué ya no te beso,

digo que el pánico secó mis labios,

dices que un polvo no lo arregla todo,

digo que todo lo que te quiero no lo cambio por un polvo.

Dices que parece que no estoy nunca a tu lado,

dijo que intento mejorar y no puedo, me enroco,

dices que siempre estoy en mi mundo,

dijo que aunque no lo parezca intento arreglar

los problemas del tuyo.

Dices que las caricias son de ocasión,

digo que todas las que te doy son pocas corazón,

dices por qué no te amo en más de una ocasión,

dijo que tengo miedo a tu rechazo, mi amor.

9- Empezo a llover

 

Empezaron a llover whiskys en mi garganta,

para olvidar aquella maldita noche en la que te conocí.

Me amaste hasta el amanecer dentro del coche,

al lado de aquel cine llamado París.

El amanecer entró por el retrovisor,

y te marchaste diciendo hasta nunca amor.

Pasaron los días pensando en aquel amanecer,

y llorando sin saber por qué.

Te encontré una vez al lado del cuartel,

de aquéllos de verde que siempre te quieren joder.

Me miraste y de golpe te abrazaste a él,

sin sentir pena de mi pobre corazón cruel.

Yo me quedé mirándote y empezó a llover,

a llover las lágrimas por mi piel.

que en la noche se mezclarán con whiskys,

para olvidarte si puede ser, alguna vez.

8-¿Dónde está?

¿Dónde está esa sonrisa que me enamoró?

¿dónde se ha marchado esa sonrisa que me hizo sentirme querido?

esa que me hizo inmortal,

la que me hacía reír mientras lloraba.

¿Se la habrá comido lentamente la rutina?

El paso del tiempo ha hecho que se marchara lentamente,

mientras me visita casualmente,

para marcharse al día siguiente.

¿Dónde está esa sonrisa que aparecía cuando nos mirábamos?,

cuando nos decíamos cosas sin hablar,

sólo con la vista sabíamos que hacer sin comentar.

La rutina y el trabajo se han comido esa felicidad,

la que ya hace tiempo que no la puedo encontrar.

¿Dónde está esa mano que al salir a la calle me acompañaba?,

¿dónde están esos abrazos mientras paseábamos?

¿Dónde está aquéllo que no era rutina?

¿ dónde está que la quiero volver a encontrar?

No quiero caer en el olvido, y no quiero olvidar,

olvidar una felicidad de años atrás,

Años atrás que no volverán,

dónde estará…

esa felicidad.

7- Mañana vuelves a mi lado

Mañana vuelves a mi lado,

después de estar seis días sin ti,

doce años de amor este año llegarán,

que se dice rápido, ¿verdad?

No soy nadie sin ti,

tu perfume sensual  echo de menos,

mientras me abrazas en la cocina sin decir nada,

con los ojos cerrados pensando que lo nuestro nunca morirá.

Las noches sin ti son inútiles,

al despertar y no ver tu cuerpo,

desnuda sobre la cama,

que se hace infinita sin tu amor.

Los pies fríos echo de menos,

cuando tocan los míos a medianoche,

medio dormido agradezco el tenerte,

y cuando no te tengo siento como muero